ACCU Málaga

Tipos de colostomía

PDF Imprimir E-Mail
viernes, 23 de octubre de 2009

Una colostomía puede ser temporera o permanente y puede realizarse en cualquier porción del intestino grueso (colon).

Colostomía transversa

La colostomía transversa está en el abdomen superior, ya sea en el medio o hacia el lado derecho del cuerpo. Algunos padecimientos del colon como la diverticulitis, enfermedad inflamatoria intestinales tales como la enfermedad de crohn y la colitis ulcerosa, cáncer, obstrucción, herida, o defectos congénitos pueden llevar hacia una colostomía transversa. Este tipo de colostomía permite que las heces salgan del colon antes de que lleguen al colon descendente.

Cuando se presentan padecimientos como los descritos arriba en el colon inferior, puede ser necesario darle un descanso a la porción afectada del colon. Se puede crear una colostomía transversa por un periodo de tiempo para prevenir que pasen las heces a través de la sección del colon que está inflamada, infectada, enferma, o recién operada, y así permitir la curación. Tal colostomía generalmente es temporal.

Dependiendo del proceso de cicatrización, la colostomía puede ser necesaria por algunas semanas, meses, o hasta años.

Se realiza una colostomía transversa permanente cuando la porción inferior del colon tiene que retirarse o descansarse permanentemente. Esto también puede ser el caso si existen otros problemas de salud que no permiten que el paciente tenga más cirugías. Tal tipo de colostomía provée una salida permanente para las heces y no será cerrada en el futuro. Existen dos tipos de colostomías transversas: “colostomía transversa en asa” y “colostomía transversa de doble barril”.

A) Colostomía transversa en asa

La colostomía en asa puede aparentar ser un estoma muy grande. Sin embargo, realmente tiene dos aberturas. Una abertura desecha las heces, mientras la otra desecha solamente moco. El colon normalmente produce pequeñas cantidades de moco para protegerse del contenido intestinal. El moco pasa junto con las heces y generalmente pasa desapercibido. A pesar de la colostomía, la porción del colon en descanso continúa produciendo moco que saldrá por el estoma o por el recto o ano, esto es normal y no debe ser una sorpresa.

Colostomía transversa en asa

B) Colostomía transversa de doble barril

Al crear una colostomía de doble barril, el cirujano divide por completo el colon. Cada abertura es llevada a la superficie como un estoma separado; pueden o no estar separados por la piel. Aquí también, una abertura desecha las heces mientras la otra desecha el moco (a este estoma se le refiere como “fístula mucosa”).

Ocasionalmente, la fístula mucosa se cierra durante la cirugía y permanece dentro del abdomen. En tal caso, solamente un estoma sería visible en el abdomen (colostomía de barril único).

El moco de la porción del intestino en descanso sale a través del recto.

Colostomía transversa de doble barril

Colostomía ascendente

La colostomía ascendente se localiza en el lado derecho del abdomen. El desecho es muy líquido. Se utiliza una bolsa que pueda ser vaciada para colostomías de este tipo. Este tipo de colostomía raramente es usada, dado que una ileostomía es mejor opción cuando el desecho es muy líquido. Cuando una colostomía se encuentra en la mitad derecha del colon, solamente permanece una porción corta del colon.

Las heces en la mitad derecha del colon son líquidas y contienen muchas enzimas digestivas. El desecho de una colostomía ascendente será generalmente suelto o semisólido. También puede ser irritante para la piel debido a la acción de las enzimas. Dado que la eliminación es más o menos constante y no predecible, la regularidad es imposible con tal colostomía. Es necesario cubrir la colostomía con una bolsa. Esto protegerá la piel del contacto con las heces. El cuidado de una colostomía ascendente es similar al  cuidado de una colostomía transversa.

Colostomías sigmoideas o descendentes

Localizada al final del colon descendente, la colostomía descendente se encuentra en el lado inferior izquierdo del abdomen. Generalmente, el desecho es firme y puede ser regulado.

Una colostomía sigmoidea, la cual es diferente de una colostomía descendente, se encuentra en el colon sigmoides, unos centímetros más abajo en el tubo digestivo.

Debido a esto, puede producir desechos más sólidos y regulares. La colostomía sigmoidea es probablemente la más realizada de todas las colostomías.

Tanto las colostomías descendentes como las sigmoideas pueden tener aberturas de barril único o de doble barril. La de barril único, o colostomía terminal, es el tipo más común. El estoma de la colostomía terminal se fija al ras de la piel o se dobla sobre si misma (como una media doblada hacia abajo).

Colostomía descendente o sigmoidea

Las heces de una colostomía descendente o sigmoidea son más firmes que las de una colostomía transversa, y no tienen el contenido enzimático cáustico. En esta localización, la eliminación puede llevarse a cabo regularmente en intervalos predecibles. La evacuación se llevará a cabo tras haberse acumulado una cantidad considerable de heces en el intestino por arriba de la colostomía. Puede pasar dos o tres días entre dichas evacuaciones. Puede haber derrame entre evacuaciones debido a que no hay ano para detener a las heces. Muchas personas utilizan una bolsa ligera desechable para prevenir el manchado accidental. En algunas personas puede formarse naturalmente un reflejo. En otras, será necesaria estimulación leve, como jugo, café, alimentos, un laxante o una irrigación.

Mientras que muchas colostomías descendentes o sigmoideas pueden manejarse para moverse regularmente, otras no.

Debes reconocer que el manejo satisfactorio, con o sin estimulación, ocurrirá únicamente en aquellas personas que tenían evacuaciones regulares antes de que se enfermaran. Si las evacuaciones eran irregulares de antemano, puede ser bastante difícil, o imposible, tener funcionamiento regular y predecible de la colostomía. El colon espástico, colon irritable, la enfermedad de crohn, la colitis ulcerosa y algunos tipos de indigestión son padecimientos en los cuales el paciente tiene brotes de constipación o evacuaciones sueltas. Una persona que ha tenido tal condición en el pasado, antes de estar enfermo, puede no alcanzar la regularidad mejor con colostomía que sin ella.

Suele decirse que una persona debe tener una evacuación por día. En verdad, esto varía de persona a persona. Algunas personas tienen de dos a tres evacuaciones por día, y otras tienen una cada dos o tres días, o menos frecuentemente. Debes juzgar por lo que es común para ti, y no lo que es común para otros.

Revisado por el Dr. León Pecasse. Especialista en Enfermedad Inflamatoria Intestinal. 

Modificado el ( viernes, 16 de marzo de 2012 )
 
< Anterior

Usuarios en línea

Loading Cargando...

www.accumalaga.es